baterías para vehículos Velko
Baterías para vehículos: ¿en qué consiste su tecnología?

Electricidad en los carros. Sin electricidad, nada enciende, también en los vehículos. El motor del motor es la batería de arranque, y ella es una de las prioridades principales de los conductores. Las baterías para vehículos cuando empiezan a fallar deben ser recargadas o sustituidas. También, ellas deben estar en permanente actividad, porque de lo contrario podrían llegar a descargarse.

Es común pensar en que hay que cambiar las baterías para vehículos cada cierto tiempo, y en que hay que tener las herramientas para recargar una batería en caso de emergencia. A pesar de esto, pocos piensan en cómo están compuestas las baterías, cuáles son sus características y cómo funcionan. En este artículo te invitamos a conocer un acercamiento a la tecnología de las baterías para vehículos.

Marcas mundiales y locales

Como con cualquier producto, lo primero a saber es qué marca es. Existen grandes marcas en el mundo, como AC Delco, que pertenecen a grandes trasnacionales del motor y están vinculadas con empresas productoras de vehículos. Sin embargo, existen marcas locales de calidad, que pueden producir excelentes baterías con una muy buena relación calidad-precio. En Venezuela, Velko es una marca de EPV que produce hasta 16 modelos distintos de baterías para vehículos, por lo que muy probablemente puedas encontrar uno para ti.

¿Cuántos tipos de baterías para vehículos hay?

Una sucesión de números y medidas es lo que suelen ver quienes compran baterías al saber su tipo. Como con cualquier batería, las baterías para vehículos tienen un voltaje y un amperaje. Esa es la medida básica para conocer la capacidad y la duración de las baterías, que, en este caso, se recargan constantemente.

Probablemente lo primero que deberás ver en una batería es que tiene un voltaje nominal. Este suele variar entre 6, 9, 12 o hasta 24 V, aunque los carros en general usan baterías de 12 voltios. Por otro lado, están los amperios, que son los que determinan la capacidad de arranque que tiene la batería. Entre estas medidas pueden verse de 600, 800, 900 o 1200 A. Sumado a ellas, existe otra medida, la de los amperios-hora o Ah. Esta cifra indicará la cantidad de amperios que la batería usará en cada hora de actividad.

Además, existe otra medida: la capacidad de reserva. Esta es la que permite conocer en cuántos minutos la batería llega hasta los 25 amperios, sin que eso implique se comience el proceso de una descarga profunda.

¿Y qué hay del tamaño?

Existen diferentes tamaños de baterías para vehículos. Este es probablemente el aspecto más visible, porque mientras unas son más grandes otras solo caben en espacios más pequeños para motores que así han sido diseñados. Este aspecto es el que probablemente determinará la compatibilidad con tu vehículo, junto con el voltaje.

Además, las baterías para motos tienen un tamaño aún menor, por lo que es importante tener esto en cuenta en el momento de la compra. Las marcas suelen agrupar las dimensiones de las baterías en diferentes grupos, pero la catalogación puede variar. Eso lleva a que sean comunes tablas de compatibilidad, como la que publica Velko, para conocer qué batería se puede usar.

Diferentes materiales de baterías para vehículos

La tecnología de las baterías para vehículos también ha avanzado en lo que respecta a sus materiales. Originalmente, la mayoría de las baterías era de antimonio, pero eso ha ido cambiando con el tiempo. En la actualidad, para carros con combustibles fósiles, las baterías más comunes son las que tienen celdas húmedas, compuestas de placas de plomo con polaridad invertida. Otras muy comunes son las baterías de aleaciones de calcio, lo que inhibe la corrosión.

En las gamas más altas de baterías para vehículos están las baterías de litio. Del mismo material que tienen las baterías recargables para celulares, las baterías de litio se han posicionado para carros deportivos de alta gama y en aquellos carros eléctricos.

Las baterías para vehículos tienen una tecnología que está en constante desarrollo. Conocer sus características y peculiaridades es un paso esencial para estar al tanto de qué es lo que necesita en cada momento tu vehículo y qué es lo que puede sucederle en algún momento determinado.

Deja una respuesta