limpieza del vehículo
Consejos prácticos para cuidados y limpieza del vehículo

¿A quién no le gusta lucir un vehículo pulido, limpio y brillante, con un olor a nuevo y que imponga estilo y autoridad? Muchas personas creen que los carros van deteriorándose con el tiempo en su aspecto físico de forma irreversible, pero esto no tiene por qué ser así: con un poco de esfuerzo, tiempo y algo de dinero, es posible que tu carro siempre parezca como nuevo. Descubre los siguientes consejos sobre limpieza del vehículo para tener el carro más atractivo.

1. No solo te enfoques en la parte exterior

Es evidente que la pintura es la parte más llamativa del carro, pero no es lo único. Una de las fallas principales de quienes se dedican a lavar su carro es que se concentran solo en la pintura exterior y no toman en cuenta la parte interior. Dentro de tu carro, hay más que limpiar además de las alfombras: techo, asientos, parabrisas por la parte interior, volante, bordes de los asientos, guantera… Son muchas las áreas que es bueno que tengas siempre presentes porque la limpieza es parte esencial del mantenimiento del vehículo y su principal síntoma de salud.

2. Lavado y engrase: prioridad

Dicen que no hay nada más feo que un carro visto desde abajo. Para que no se vea mal y esté siempre en óptimas condiciones es que existe el lavado y engrase. Aunque pueda parecer algo innecesario para la gente común, el lavado y engrase limpia el motor y el chasis de forma profunda con diferentes métodos que pueden ser simplemente llevados a cabo con presión de aire, a lo que se añade posteriormente el engrase. Esto solo debe ser realizado por profesionales en centros especializados.

3. Compra productos de calidad para la limpieza del vehículo

Tanto el fabricante de tu vehículo como diferentes empresas se encargan de producir limpiadores profesionales con los que podrás dedicarte a cada área de tu carro. Siempre hay muchos repuestos que comprar, pero te sorprenderá descubrir la cantidad de productos existentes en el mercado específicos para cada parte: carrocería, volante, asientos o vidrios. Cada una de estas partes tiene materiales distintos por lo que hay limpiadores que pueden ser los mejores.

4. Establece periodicidad para pulir y limpiar con cera

Para que el carro brille, no hay que olvidar pulirlo. La pintura se desgasta, se opaca y pierde vigor. Por eso, pulirlo al menos una vez al año es necesario si se quiere mantener esa hermosa característica de la pintura. Naturalmente, dependerá del uso y los medios en los que se mueva el vehículo, pero pulir siempre será una buena opción de la mano de la limpieza con cera.

En países con clima templado, se recomienda limpiar con cera cuatro veces al año, tras el cambio de estación. Sin embargo, en ciudades donde el clima es más caluroso todo el año esto puede reducirse a un par de veces al año o solamente una vez.

5. No olvides los conductos de aire acondicionado

El vehículo debe oler bien, y no llenarse de polvo cada vez que se mueve algo en él. Uno de los principales generadores de polvo son los conductos del aire acondicionado. Primero, es recomendable que limpies el filtro del aire acondicionado o lo sustituyas por uno nuevo, para posteriormente limpiar los conductos a profundidad para así remover el polvo y la humedad, y eliminar malos olores.

6. Planifica un cronograma con fases de limpieza del vehículo

No siempre debes hacer la limpieza del vehículo de la misma forma. El lavado convencional, hecho manualmente o por vía de un autolavado se debe hacer con mucha más frecuencia que pulir el carro o hacer un lavado y engrase. Para no olvidar cada una de esas partes, se hace necesario que se mantenga un cronograma de limpieza que determine cuáles son esas fases de limpieza y así no saltarse ninguna de ellas, en cualquier temporada del año.

limpieza del vehículo calendario

7. Instrúyete para limpiar zonas que no conozcas

Es posible que te surjan dudas sobre la mejor forma de limpiar las carrocerías o el techo del carro. Puede también que te des cuenta que hay partes que ameritan ser limpiadas con algo diferente a agua y jabón. Para ello, es recomendable que te asesores con manuales de limpieza que puedas conseguir en físico o internet y así proporcionarle la mejor limpieza a tu carro.

Deja una respuesta