diferencias entre autopartes
Diferencias entre autopartes: ¿originales o genéricas?

Al cambiar parte del motor, muchos conductores se instruyen sobre las múltiples piezas que tiene el motor. En esta dialéctica, comienzan a averiguar las diferencias entre autopartes originales y genéricas. Dentro de esta gama, existen muchas categorías, como aquellas autopartes remanufacturadas, genéricas certificadas o genéricas no certificadas, lo que incide directamente en la calidad del rendimiento del motor. Pero, ¿cómo tener más claridad en el conocimiento sobre las autopartes?

Lo esencial en las diferencias entre autopartes

El costo. Los precios de las autopartes son el principal motivo para que los conductores se detengan un minuto a pensar en si conviene comprar uno original, con costos mucho más altos, o si decantarse con un genérico aparentemente de buena calidad. Esta decisión no suele ser sencilla, pues una autoparte de mala calidad puede perjudicar a todo el motor. Entonces, ¿cuáles son las diferencias entre autopartes más esenciales?

Las piezas originales o genuinas no requieren una gran explicación. Estas son aquellas fabricadas directamente por la empresa automotriz y que vienen en el motor. A partir de ahí, como repuestos, estas mismas fábricas proveen de autopartes originales, completamente autorizadas y que son idénticas que aquellas que vinieron en la composición original del carro.

La situación se vuelve más compleja con las autopartes genéricas. Fácilmente puede detallarse que la primera diferencia es con respecto al costo: las genéricas, independientemente de su presentación, son más económicas. Sin embargo, la gama entre las genéricas es muy amplia, pues existen genéricos certificados por las empresas automotrices y otros que no lo son.

Autopartes genéricas: no todas son iguales

Es común escuchar a conductores renuentes a comprar repuestos chinos. Los argumentos principales son que la calidad de estas autopartes no está a la altura del resto del motor, por lo que su corta vida útil puede hacer que el carro esté inoperativo mucho tiempo. Sin embargo, existen autopartes genéricas producidas por otras empresas pero que están certificadas por la marca del vehículo, lo que les garantiza un funcionamiento parecido a las originales con un menor costo.

Del otro costado, están las autopartes genéricas no certificadas. Estas son producidas por otras empresas que imitan el producto original, haciendo que pueda funcionar en los motores. A pesar de que funcionan, esas autopartes no cuentan con la garantía del fabricante original y suelen ser de mucha menor calidad. No obstante, en el mundo de las autopartes genéricas no certificadas existen muchas marcas mundiales y locales que son reconocidas por la eficiencia de sus productos. Una de ellas es Velko, que cada vez más produce diferentes autopartes para diferentes vehículos con mucha solvencia.

¿Siempre serán mejores las autopartes originales?

Probablemente, la respuesta a esta pregunta te la dará tu bolsillo. Para quien pueda costearlo, comprar autopartes originales siempre será la solución ideal, porque garantiza la mayor calidad posible. Sin embargo, siempre hay grises pues hay autopartes genéricas certificadas que pueden hacerte ahorrar un montón de dinero por una calidad bastante equiparable. Un repaso por la tienda de Repuestos G8 te dará una perspectiva de los precios y la disponibilidad de las diferentes autopartes.

La mayoría de genéricos no certificados, e incluso muchos certificados, están hechos de materiales más costosos, lo que abarata su costo, pero también influye en su vida útil. Generalmente, aquellas marcas genéricas de calidad son apreciadas porque sus productos duran más de la media. Lo importante a tener en cuenta es que el ahorro que se tendrá en un momento puntual para la compra de una autoparte genérica puede convertirse en un gasto mayor a futuro, al disminuir su vida útil.

Deja una respuesta